lunes, octubre 23, 2006

El domingo se casa Piringo!

TAN TAN TA TANNNNN
TAN TAN TA TANNNNN


La elección de la fecha fué fácil. Miré el calendario, sabíamos que no nos tocaban vacaciones a ninguno de los dos, así que tenía que ser en carnaval o en Semana Santa.
El 2 de abril lucía bien. Lo llamé por teléfono "Tenés algo que hacer el viernes dos de abril?" le pregunté apenas levantó el tubo. "Que yo sepa no..." (típica respuesta) "Bueno, entonces avisá que no vas a ir", "Bien, qué hay???" "Casamiento" "ta... de quién???" "nuestro" "bueno" bueno" "chau, me tengo que ir" "yo tambien"
Y así fijamos fecha....
De mañana el civil (a las nueve de la matina, grrrr) y de noche a las 20:30 la ceremonia en la Parroquia (el casamiento de a de veras jejeje)
Fue todo hecho a la que te criaste. O sea, nos salió bien de casualidad.
Los compañeros de trabajo nos dijeron que nos regalaban la reunión después del casamiento, y hasta que llegamos al lugar no sabíamos si iba a salir bien o no.
No sabíamos dónde era así que no pudimos avisar a la familia, así que no vinieron!!!
Pero vayamos por partes, como dijo Jack (the ripper)
Esa mañana nos despertamos a las 6:30. A las 7:30 tenía hora en la peluquería. Bañito rápido, huída. Desayuno??? qué es eso???
La peluquera no se apareció hasta las 8:05. Para ese entonces yo ya estaba tirandome de los pelos tratando de hacerme el brushing con los dedos. Ella tiraba con el cepillo para un lado, yo agarraba el rimel y trataba de acertarle al ojo y no a la oreja.
Finalmente llegué a casa a las 8:45 (tiempo record!) y llegamos a tiempo a las oficina del registro civil, donde una "amorosa" empleada pública nos hizo estampar la firma con su mejor cara de "hoy no tenía ganas de venir a trabajar" olvidando completamente que para nosotros era un día importante. (las eligen por la cara y el entusiasmo no???)
Luego vino un entrajeado que nos recitó de memoria una serie de obligaciones y nos preguntó con cara de traste... "aceptan???". Y además parecía sorprendido de que dijeramos que si!. (nah, en serio... los eligen no??? )
En algun momento nos dijo "los declaro marido y mujer" olvidando que mujer dijo el médico cuando nací, y nos sacó la libretita de matrimonio... ROJA!!!! de la que me apoderé al momento y le estampé un "ahora sí que te saqué la roja!!" al gordo que lo hizo reír un monton.



Clásicas fotitos, clásico arrocito y nos vemos ésta noche!!!
Mis papis se fueron para nuestro apartamento y nosotros fuimos a caminar un ratito por la ciudad vieja.
Luego tomamos un taxi hasta una confitería cercana a casa y compramos sandwiches y masitas y nos fuimos a festejar!
En casa nos esperaban mis papás y mis hermanos y los padrinos de mi flamante marido y una tía.
Comimos sandwiches, reímos un rato y luego se retiraron los padrinos de Alain y nosotros nos pusimos a trabajar. Nosotros es un decir, porque Alain, papá y Vicky se fueron a dormir la siesta. Claudia (una amiga) mamá y yo nos pusimos a arreglar el ramo de novia y los ramitos para la Iglesia.



Todo era modo ahorro, así que lo hicimos todo nosotros.
Cuando terminamos nos dió tiempo de meter las patas en una palangana con agua y sal y descansar unos minutos antes de ir a la parroquia a poner las flores.
Nos casabamos en la Capilla del Colegio Sagrado Corazón (ex-seminario)y habíamos elegido ese lugar justamente porque era pequeño y nosotros no teníamos muchos invitados. Además yo era catequista en esa época de esa parroquia así que conocía al sacerdote y me gustaba mucho.
Volvimos a casa a eso de las 5 de la tarde. Corrí a bañarme y me fui a la peluquería.... Otra vez no estaba mi peluquera!!!!!!!!!! finalmente llegó a tiempo y menos mal que mi peinado era super sencillo. Igual en casa estaban super nerviosos porque no llegaba más.
El resultado fue bastante bueno


Cuando llegué en casa era un loquero. Alain se estaba terminando de vestir y estaba muy enojado y dolorido. Acababa de llamarlo el padre para avisarle que no iban a ir al casamiento (sin palabras).
Finalmente le dije que no se preocupara, que ésta era nuestra noche y que se quedara tranquilo, que lo amaba con toda el alma.
Cuando se tranquilizó nos dimos cuenta de que o se vestía la novia o iba en jeans, así que lo corrí del cuarto a que se terminara de vestir en el otro.
Mamá y mi tía Gabriela me ayudaron con el vestido, el cual hizo mamá basada en unos dibujitos que le hice yo. Sólo mami me pudo entender tan bien!!! Lo más cómico es que no me lo había probado!!! Por supuesto, quedó perfecto!
Cuando salí del cuarto Alain me estaba esperando en el living. Ver cómo se le iluminaba la cara cuando me vió vestida de novia valió todo el oro del mundo.
No puedo haber elegido mejor marido, y su carita y el beso que me dió me lo terminaron de asegurar.
Como habrán notado no es un casamiento que siga reglas, así que ya que habíamos roto todas las malas suertes y tradiciones habíamos decidido que tambien ibamos a ir juntos a la ceremonia.
Vaciamos el apartamento de gente y juntos cerramos la puerta. Bajamos por el ascensor principal y la imagen del espejo nos devolvió una pareja que se amaba mucho.
No podíamos dejar de sonreír!!!
En el pallier del edificio habían unas cuantas vecinas chismosas esperandonos y aplaudiendonos y felicitandonos. Parecía un cuento.
Abajo nos esperaba el remise blanco, con flores en las ventanas que habíamos contratado.
Era temprano aún, así que el chofer nos dió un par de vueltas por la principal avenida de Montevideo, con las luces adentro prendidas de manera que cada vez que parabamos en un semáforo nos gritaban, nos aplaudian y nos felicitaban.
Nos reímos mucho.
Pronto se hicieron las 20:30 y queríamos ser puntuales, así que nos dirigimos a la capilla.
Allí me ayudaron a bajar del coche mi novio adorado y mi tía Gaby.

Mi amigo Nils hacía de portero y corrió a avisar y cerrar las puertas de la capilla para que no nos vieran mientras llegabamos por el corredor.


Cuando llegamos a la puerta esperamos a que empezara la canción que habíamos elegido (From this moment, de Shania Twain) que la estaba cantando una amiga nuestra.


Se abrieron las puertas, nos apretamos las manos y empezamos a caminar hacia el altar, yo con miedo porque a mitad del pasillo había escalones, pero los sortee bien.



La ceremonia fue con Misa, y nosotros nos sentamos al lado del altar



La ceremonia estuvo preciosa. Amigos y familia contribuyeron en las lecturas, en las oraciones, las canciones fueron compartidas, la verdad que fue todo precioso. Nos emocionamos al inicio de la ceremonia cuando Alain leyó un agradecimiento a los presentes por acompañarnos, nos dimos la mano en todo momento.... estuvo todo perfecto!!!


Aquí intercambiando las alianzas y los votos:



Nuestro primer beso de casados!!!




Y salimos bien de la Iglesia, sin caernos en los escalones!
Luego fuimos a un parque a sacarnos unas fotos con mi familia, más besos.... y bailar el vals.

Por último fuimos al mercado del puerto a una pizzería donde nos esperaban algunos amigos y a donde nos siguieron mis padres y hermanos que fueron los únicos que supieron donde estaban reunidos.


Finalmente estuvimos poco rato en ese lugar. Repartí las ligas de novia, entregué el ramo a una amiga, agradecimos a los compañeros de trabajo y nos fuimos, pero los amigos más cercanos no nos dejaban retirarnos, así que fuimos a la pizzería de la esquina de casa, donde habíamos hecho la despedida de solteros a comer pizza hasta las 5 de la mañana (todos en vestidos de fiesta y nosotros en traje de novios!!!)

Estuvo ESPECTACULAR!!!!!

Lo mejor de todo..... Alain y yo estabamos juntos. Nos amamos mucho. Y fue todo precioso. Unico, como todo lo nuestro!!!

3 comentarios:

Kika dijo...

Amiga, no sabes como esperaba el final de la historia, es como un cuento de hadas con un final feliz, me encanto!!

Te felicito también por como escribes, lo haces de tal manera, que uno se imagina lo que estas describiendo, ese talento que tienes para escribir debes aprovecharlo, de verdad lo haces super!!

Un abrazo enorme y que la felicidad que reflejas en lo que escribes, se traducido en bendiciones para Alain, para ti y tu beba preciosa.

PD.: postee un comentario apenas recibi tu correo, pero no se si va aparecer en el blog o no, por que justo se desconecto el internet..así que si aparecen dos comentarios mios te pido disculpas.

LUTY dijo...

Me gusta tu historia ESTRELLITA y en cierta manera te envidio por lo de tu familia, los de tus sangre, los que te educaron y el casamiento por iglesia un sueño, no te envidio el amor pues lo tengo desde los 14 años y quizas si Dios no me hubiera regalado una hija tambien, asique te deceo lo mejor del mundo, que el matrimonio es aprender dia a dia, quererse, cuidarse, respetarse, perdonarse, saber oir lo que tiene el otro para decir, y no olvidar que una mujer siempre debe ser sutil
seguro que todo eso lo sabes, no soy yo quien para decirlo pero si soy quien para decir que de tristesas y alegrias se un monton y que si necesitas hablar aqui estoy
besossssssssssss
Luciana

Francisco dijo...

Hola Nashie, aquí estoy agradeciendo tu visita y palabras en mi e-casa, es un placer enorme conocerte porque aparte de Graciela, no conocía de Uruguay nada más que a Los Iracundos, pero ahora hasta voy a aprender a tejer contigo, já.
Gracias por tus palabras y bienvenida a mi mundo con todos los problemas que tiene; pero también hay un poco de risa y alegría. Saludos a Alain. Abrazos.